Episodio 1 – Entrada en Arcadeland y el bosque algorítmico

Alan es un niño normal. Va al colegio y está a punto de pasar a Secundaria.

Hoy es un día de tormenta y Alan está volviendo a casa desde el colegio cuando, de pronto, un rayo cae a su lado, impactando en un poste telefónico. Alan casi muere del susto, pero cuando se recompone observa algo raro. Es, como… si hubieran aparecido muchísimos árboles, ¡pero eso es imposible! Especialmente porque está en la mitad de la ciudad. Se fija en ellos y parece que están pintados en el aire, borrosos.

Tras centrarse un poco, detecta que en realidad los árboles están tras una especie de cortina transparente, ¡parece que se ha abierto un portal a otro lugar! Alan prueba a meter la mano por el portal y descubre que al otro lado no llueve, así que… ¡sí que se trata de un portal!

Alan sin brazalete

De repente, un vendaval sopla con fuerza desequilibrando a Alan y haciendo que caiga dentro del portal.

Capítulo 1 – Sonidos extraños en el bosque

Tras caer en su nuevo emplazamiento Alan mira hacia atrás y durante lo que dura un parpadeo ve su ciudad a través del portal, que pronto desaparece, dejando a Alan perdido y solo en lo que parece ser un bosque.

Decide caminar siguiendo un riachuelo y, mientras lo hace, empieza a darse cuenta de que está olvidando el camino de vuelta a cada paso que da.

Alan escucha un ruido. Parece que algo se mueve entre un arbusto. Decide ir a mirar qué es lo que está haciendo ruido en el arbusto, pero este bosque es muy confuso y da la sensación de que debería meditar mucho sus pasos. Para no olvidarse de hacia dónde está yendo, debe apuntar en un papel el camino que tiene que seguir.

Reto 1.1
Escribe el camino que debe seguir Alan para llegar al arbusto. Las instrucciones deben ser: avanzar, girar a la izquierda, girar a la derecha y retroceder. Debe haber una instrucción por cada casilla. Supón que empieza mirando a la derecha en el dibujo.

Bosque 1

Cuando Alan llega al arbusto, ve entre sus ramas un amasijo de metal y cables. ¡Es un robot! Aunque está muy dañado y le faltan un montón de cosas, Alan decide reconstruirlo.

El robot no tiene ningún medio de comunicarse con Alan, pero al menos su cabeza funciona y puede ponerse de pie… aunque de poco le sirve: tampoco tiene motores para las ruedas. Sin embargo, se fija en su cabeza, que está mirando fijamente en una dirección. ¿Qué querrá decir? Alan decide investigar.

Zumby sin componentes

Reto 1.2
Alan empieza a recordar que vio algo cerca de un árbol que está justo hacia donde mira el robot. Tienes que volver a crear una ruta para Alan usando las mismas instrucciones que en el ejercicio anterior. No hace falta que hagas el camino de vuelta al arbusto, sólo el que lleva a Alan al árbol.

¡Sí! Se trata de unos servos de rotación continua, un tipo de motor eléctrico que puede girar de forma continua. Perfecto para las ruedas del robot. Alan vuelve hacia el robot y le coloca los servos de rotación continua donde encajan, justo en las ruedas. El robot empieza a moverse en círculos alrededor de él, como si quisiese darle las gracias.

Cuando el robot deja de jugar, se desplaza hacia otro matorral cercano y le indica mediante saltos que se acerque. Alan encuentra entre las ramas un brazalete con una pantalla enorme que pone “Programador de Robots” y se lo pone en el brazo. Seguro que le es muy útil de ahora en adelante.

Capítulo 2 – Persiguiendo al simpático robot

El programador de robots encaja perfectamente en su brazo y se enciende justo cuando el robot se le acerca. Parece que hay una serie de direcciones escritas al lado del botón “Cargar programa”. A Alan se le ocurre pulsarlo y, al instante, el robot sale disparado a través del bosque.

¿A dónde habrá ido? Alan ya le ha perdido de vista, pero se le ocurre que quizás pueda seguirlo revisando la programación que tenía cargada el robot.

Reto 1.3
En tu programador aparecen las siguientes instrucciones:
Gira a la izquierda➝Avanzar➝Avanzar➝Avanzar➝Avanzar➝Avanzar➝Girar a la derecha➝Avanzar➝Avanzar➝Girar a la derecha➝Avanzar➝Avanzar➝Avanzar➝Avanzar➝Avanzar➝Girar a la izquierda➝Avanzar➝Avanzar➝Avanzar➝Girar a la izquierda➝Avanzar➝Girar a la derecha➝Avanzar➝Girar a la izquierda➝Avanzar➝Avanzar➝Avanzar➝Avanzar➝Avanzar➝Girar a la izquierda➝Avanzar➝Avanzar➝Girar a la derecha➝Avanzar➝Avanzar➝Avanzar➝Avanzar➝Avanzar➝Girar a la izquierda➝Avanzar➝Avanzar➝Girar a la izquierda➝Avanzar
¿A dónde ha llegado el robot siguiendo esta programación? Tienes varias opciones: al pantano, al molino o al círculo de piedras rúnicas.

Bosque 2

Capítulo 3 – La científica misteriosa

Cuando Alan termina de hacer el recorrido, encuentra al robot esperando en la entrada. Decide entrar y encuentra un enorme laboratorio lleno de cables, robots desactivados y máquinas que emiten luces de muchos colores.

Se acerca al escritorio principal y, entre unas notas escritas, lee parte de una investigación: parece ser que la científica que trabajaba aquí ya había previsto que llegaría un niño de otro mundo. Estaba tratando de averiguar cuándo sería para poder ayudarle en su importante misión que consistiría en…

Inesperadamente, todas las luces se apagan, impidiendo a Alan seguir leyendo. Sólo queda una luz de emergencia en el laboratorio, sobre un panel de controles. Alan intuye que a través de ese panel podrá volver a poner en marcha la energía que mantenía las luces encendidas.

Reto 1.4
Tienes delante un panel con un montón de controles, pero está cubierto con un cristal para que no se pueda tocar. Sin embargo, dentro hay dos brazos robóticos que reconocen tu voz.
Tienes que describir exactamente qué es lo que hay que hacer para generar electricidad, ya que la máquina ejecuta tus órdenes de forma literal. ¿Cuáles son las órdenes exactas que has de dar a los brazos robóticos? Piensa que si no le dices exactamente lo que hacer y en el orden correcto, lo harán mal. Supones que el símbolo del rayo es la clave para generar electricidad, pero los brazos robóticos no pueden verlo así que le tienes que indicar la posición.

panel molino

Al bajar la palanca, la energía vuelve tan rápido como se fue y Alan escucha una voz. Se trata de un holograma (una especie de vídeo en 3 dimensiones) de una científica… ¡seguro que es la que trabajaba aquí! En la grabación, la científica le dice a Alan que debe realizar una importante misión: hace mucho tiempo, vino otra persona por el portal y ahora esa persona está sembrando el mal por Arcadeland, el mundo en el que ahora se encuentra. Con su ejército de creaciones robóticas, Blaise, la persona malvada de la que hablamos, está a punto de hacerse con el control de estas tierras.

El holograma le dice a Alan que tiene que detener a este ser malvado y sólo así encontrará la forma de volver a casa. Le dice también que ella creó un robot para ayudarle en su misión, pero el ejército de la calavera eléctrica, liderado por Blaise, les encontró. Ella pudo huir y esconderse, pero no sabe qué habrá pasado con el robot. Finalmente, le dice que abrirá un portal a la “Fortaleza de Funciones” donde le podrán ayudar mucho mejor que aquí.

Alan observa cómo el robot se acerca a una mesa y se pone a dar saltitos justo delante de una pantallita, a la vez que un portal (parecido al que vio en su ciudad) se abre delante de él.

Decidido a ayudar, Alan coge la pantallita y se lanza por el portal seguido de su compañero robótico.

Fin del episodio 1