departamento-educativo-BQ

¿Por qué lo hacemos? Filosofía educativa de BQ

Educar para ser libres

Vivimos en un mundo rodeado de tecnología. La sociedad actual está muy ligada a los nuevos avances tecnológicos, su ritmo de actualización es tan rápido que en ocasiones no podemos asimilar todo el conocimiento y, abrumados por tanta información, los aceptamos sin más, sin preguntarnos por qué son importantes, para qué más pueden servir y: ¿cómo funcionan?

Todos damos por supuesto que, en los tiempos que corren, es primordial educar a los más pequeños en el mundo de la tecnología, pero, ¿por qué es importante? Vamos a presentar dos razones que en BQ consideramos fundamentales.

La primera razón es la más evidente: vivimos en una sociedad en la que la tecnología juega un papel central. Hacemos uso de ella en la mayoría nuestras tareas cotidianas y aun así, siendo usuarios expertos, conocemos muy poco acerca de la tecnología que utilizamos. Esto desemboca en una sociedad tecnológicamente no sostenible, es decir, una sociedad incapaz de desarrollar las herramientas que usa.

Imaginemos una población costera que hace de la pesca su mayor fuente de recursos, ¿sería razonable que comprase las cañas de pescar a otra población? No parece que sea lo más lógico. Históricamente los pueblos siempre han destacado por su pericia en la fabricación de sus propias herramientas de trabajo, ya que para ellos era vital no depender de “extraños” en algo tan esencial.

Las sociedades actuales son incapaces de crear las propias herramientas que utilizan. Bajo esta perspectiva, educar en tecnología es fundamental para construir una sociedad sostenible que no externaliza aquello que usa a diario. Queremos pasar de ser solo consumidores de tecnología a ser también creadores de tecnología, favoreciendo el espíritu emprendedor y facilitando las herramientas de conocimiento necesarias para enriquecer el entramado industrial y empresarial español.

La segunda razón, si bien no tan evidente, es de igual importancia. Actualmente depositamos en la tecnología una serie de expectativas que difícilmente la tecnología podrá satisfacer. Confiamos en que todos los problemas presentes y futuros se resolverán, antes o después, gracias al progreso tecnológico. En pocas palabras, hemos mitificado la tecnología.

educación-BQ

La educación es fundamental para recolocar a la tecnología en el lugar que le corresponde: ser un instrumento que sirve para facilitar nuestras tareas habituales, que nos proporciona herramientas para potenciar la creatividad y para llevar a cabo nuestras ideas.

La buena tecnología debería potenciar las habilidades del hombre, permitiéndole desarrollar todas sus capacidades, como el buen pincel para el pintor o el buen cincel para el escultor.

La mala tecnología hace que el hombre se adormezca, confiando en que “algún invento” (siempre desarrollado por otros) resolverá los problemas que él mismo, con las herramientas adecuadas, podría y debería afrontar.

Por estos motivos, desde BQ queremos proporcionar las herramientas necesarias para que los educadores, empezando por la familia y continuando por los colegios y demás instituciones educativas, aprendan y transmitan las peculiaridades y la belleza de la técnica, la programación y el diseño de productos electrónicos.

Aplicar estos conocimientos de modo divertido, permite enseñar materias tan variadas como la robótica o la domótica, descubriendo a los más pequeños por qué y cómo funcionan los objetos para potenciar su espíritu creativo.

Educar en la libertad

Educar consiste en compartir el conocimiento que uno tiene con otros. Además de las metodologías para enseñar, es imprescindible dominar la materia que se enseña y ponerla a disposición de los que desean aprender. En esta línea, en BQ consideramos que es intrínseco a la educación el conocimiento libre, es decir, el poner a disposición de la sociedad todo el conocimiento para que pueda ser utilizado en cualquier modo que se considere oportuno para el bien.

Por ello todo el proyecto educativo de BQ, incluyendo productos y contenidos tienen licencia Creative Commons–Attribution–Share Alike. Esto implica que cualquier persona puede hacer libre uso de los mismos para:

  • Usarlo con cualquier propósito bueno.
  • Estudiarlo, modificarlo y adaptarlo a las propias necesidades
  • Distribuirlo y hacer negocio con él
  • Mejorarlo y redistribuirlo (respetando que debe mantenerse libre)

Está en el ADN de BQ compartir todo el conocimiento generado y fomentar que así se haga, por ello todas las herramientas que utilizamos y proponemos en los cursos de formación del profesorado son libres. Entendemos que estas herramientas son adecuadas y suficientes para adquirir las competencias y destrezas necesarias para afrontar el aprendizaje de cualquier herramienta, libre o propietaria, por parte de los alumnos, una vez que se incorporen en el mercado laboral. Es por ello que no impartimos cursos de herramientas como Inventor, 3D Studio o SolidEdge en el diseño 3D, aunque no cuestionamos su validez en el mundo profesional.

¿Cómo lo hacemos? Exploradores del futuro

La ciencia y la tecnología, guiadas por las humanidades, son materias que podemos utilizar creativamente para afrontar los retos del futuro. La investigación y la apuesta por mejorar estas áreas nos permitirá adaptarnos a las exigencias de los escenarios a los que el hombre debe dar respuesta a partir de ahora.

El problema es que aprender a programar y conocer conceptos básicos de electrónica, mecánica y diseño 3D puede resultar inicialmente bastante complicado, con la consecuente falta de motivación. En los casos en los que la motivación es nula o muy escasa, el aprendizaje que solemos conseguir es un aprendizaje memorístico, que al poco tiempo se olvida. Es por ello que debemos despertar un interés inicial que dé paso a la motivación e incluso a la admiración: emociones que provocan que creamos ser capaces de absorber cualquier conocimiento, incluidos esos teoremas técnicos que resultan cada vez menos aburridos. Si descubrimos que estos instrumentos nos pueden ofrecer recursos tan ilimitados como nuestra imaginación,entonces conseguiremos asegurarnos ese interés.

Es en esos momentos cuando el aprendizaje pasa a ser una emocionante aventura por descubrir los misterios y maravillas de cómo funciona el mundo. Queremos entender y queremos aprender. De esta forma, experimentando para entender, conseguimos un aprendizaje significativo que difícilmente olvidaremos.

Por ello, en BQ hacemos hincapié en la importancia de despertar la motivación de los más pequeños por la tecnología, además de desarrollar la creatividad, muchas veces olvidada en la educación formal. Queremos no solo que aprendan, sino que disfruten con la experiencia.

BQ-educacion-como-lo-hacemos

Desde BQ ofrecemos contenidos tecnológicos que promueven el aprendizaje creativo, productos y actividades lo más abiertas posibles, flexibles y adaptables a las necesidades de cada alumno y también del profesor. Porque sabemos que no todos somos iguales, cada persona tiene sus propias necesidades e intereses, además de preferencias por la forma de aprender y de enseñar.

Un mismo Kit de electrónica sirve para realizar multitud de proyectos y para explicar distintos conceptos de electrónica, mecánica, diseño y programación. Lo mejor de todo que es la posibilidad de ver reflejado el resultado de las prácticas robóticas en el mundo real, ya que los componentes de este tipo permiten interaccionar directamente con el entorno mediante con sensorización, movimiento, luz, sonido…

“DIY” y “DIWO” o lo que es lo mismo “Hazlo tú mismo, hazlo con ayuda de los demás” son conceptos importantes que defendemos y que se deben fomentar. Son claras las ventajas del trabajo en equipo, y de poder compartir conocimiento, así como la recompensa emocional al que supone ver que eres capaz somos capaces de completar tú nosotros mismos un proyecto.

Como dirían mis maestros: “No les des un robot, ve más allá y enséñales a fabricarse su propio robot.” Solo gracias a los educadores, los estudiantes se convierten en una nueva esperanza de futuro. Los jóvenes que desean aprender tecnología son, como nosotros los llamamos, “Robonautas”, pequeños viajeros por el mundo de la robótica, los futuros creadores de tecnología.

¡Disfrutemos entre todos de este magnífico viaje! ¡Disfrutemos juntos tanto del camino como de la conquista final!

¿Qué hacemos? El ecosistema educativo de BQ

En el proyecto educativo de BQ pretendemos enseñar a los niños, desde edad temprana, los entresijos de los productos tecnológicos para que aprendiendo cómo funcionan y a través de proyectos simples y guiados puedan paulatinamente desarrollar sus propios inventos y materializar sus ideas.

filosofia-educación-BQ

El primer objetivo es entender qué es y cómo funciona un producto tecnológico. El objetivo último es crear, de acuerdo a su edad y preparación, sus propios productos tecnológicos.

Para ello, la primera pregunta es ¿cuáles son los entresijos de un producto tecnológico? Los productos tecnológicos presentan siempre tres columnas fundamentales:

  • Hardware, es decir, el conjunto de electrónica (microcontroladores, sensores y actuadores) que permiten al producto interaccionar con el entorno que le rodea, por ejemplo a través de sensores de luz, sensores de humedad, temperatura, que pueden desencadenar acciones como encender una lámpara, activar el limpiaparabrisas del coche o encender la calefacción.
  • Software, es decir, la “inteligencia” del producto, que precisamente enlaza los datos recibidos a través de los sensores con las acciones que deben desencadenarse. Un ejemplo de software en un producto domótico sería un programa que ejecutase la siguiente acción: “si hay poca luz, encender la luz”.
  • Diseño, o envoltorio del producto, que le da robustez a la vez que un aspecto amigable, fácil de usar, agradable, atractivo, etc.

Por ello, el proyecto educativo de BQ entiende que la educación en tecnología debe necesariamente tocar estos tres pilares. Para ello hemos creado un ecosistema en el que los chavales utilicen hardware, aprendan a programarlo y además sean capaces de materializar las estructuras que alberguen este hardware a través de las impresoras 3D.

Dicho ecosistema, contempla una propuesta pedagógica para incluir el aprendizaje de la tecnología dentro de un modelo educativo basado en proyectos interdisciplinares.

Es decir, no solo enseñamos robótica (aprendizaje de la robótica: hardware, software y diseño), sino que también queremos mostrar otros contenidos utilizando la robótica como herramienta de aprendizaje (aprendizaje con robótica: desarrollo de competencias y habilidades, y mejora de la comprensión de otras áreas de conocimiento).

2 comentarios

  1. Me gustaria saber mas, tenemos un espacio de coworking donde impartimos cursos tanto para adults Como niños y estamos buscando la forma para introducir los niños al Mundo De tecnologia.

    1. Enrique Heredia

      Hola Anna,
      Para información más detallada o personalizada puedes dirigirte al correo del departamento: educacion@bq.com.
      Un saludo

Los comentarios están cerrados.