hospital-niño-jesus-taller-robotica

En este post te vamos a contar nuestra experiencia enseñando robótica a los niños que viven en la Casa Ronald McDonald, situada en el Hospital Niño Jesús. Gracias a Zowi pudimos entender qué es un robot, y programamos nuestras primeras secuencias con Bitbloq.

De qué se trata

La Fundación Infantil Ronald McDonald tiene el objetivo de ofrecer un “hogar fuera del hogar” a familias con niños que sufren enfermedades de larga duración en España de manera gratuita. De esta forma se pretende proporcionar un entorno donde los niños puedan llevar una vida normalizada, mientras reciben tratamiento médico, para que puedan estar cerca de sus familias y para que tengan la posibilidad de realizar actividades que contribuyan a su desarrollo personal y académico.

Desde BQ quisimos sumarnos a esta organización, contribuyendo con los niños de la manera que mejor sabemos: la robótica.

niño-jesus-ronald-mcdonald-taller-zowi

Nuestra experiencia

Cuando llegamos allí, no sabíamos qué nos íbamos a encontrar. Poco a poco fueron apareciendo niños, que se sentaban a la mesa curiosos. Fuimos despertando su interés gracias a Zowi, sus movimientos y caras animadas. Descubrimos qué es un robot y las partes de las que está compuesto (hardware, software y diseño 3D). Distinguimos entre sensor y actuador, y abrimos a Zowi por dentro para identificar todos sus componentes.

Después comenzamos a programarlo con Bitbloq, y alucinaron descubriendo que ellos mismos podían elegir lo que ese robot hacía, y dar distintas funcionalidades a los botones de Zowi. Muchos de ellos llegaron incluso a indagar en la pestaña de código. ¡Así, si!

¡Para dar aún más emoción a la tarde, hicimos una carrera de Zowis!

taller-robotica-niño-jesus-hospital

El agradecimiento sincero de sus padres a la poca ayuda que les ofrecimos, y la reacción de los niños con una sonrisa, fue lo mejor que nos podía pasar. Saber que conseguimos hacerles salir de su realidad, aprender y reírse, aunque fueran unas pocas horas, fue de verdad bonito. Hicimos de la robótica una herramienta para alegrar a esos niños que tanto necesitan esos momentos de normalidad, y hacer que se sientan precisamente eso, sólo niños.

Ellos también lo han querido compartir con todo el mundo.